Esta situada en una altiplanicie a 780 metros de altitud, al Sudoeste de la provincia de Málaga. En Ronda, destacan las casas construidas al mismo borde del precipicio, llamadas “Casas colgadas del Tajo”; así mismo, las fachadas de las casas Rondeñas, típicas con sus rejas y las numerosas casas solariegas, con sus escudos heráldicos.

Su envidiable situación geográfica, protegida por las montañas, su inaccesibilidad y aislamiento, le confieren un carácter de fortaleza natural muy protegida por barrancos y gargantas que junto con sus triples murallas, le dan un gran sabor castrense, con sus torreones.

Ronda fué conquistada por los Reyes Católicos en 1.485, lo que origina una nueva reorganización cultural y de la fisonomía de la ciudad aunque será en el S. XVIII cuando se construirán los monumentos más significativos y emblemáticos de Ronda: el Puente Nuevo y la Plaza de Toros.

Durante el S. XIX, se crea la imagen romántica de la ciudad, con el bandolerismo y la tauromaquia. Actualmente la riqueza cultural y tradicional es muy diversa, y en esa diversidad se encuentra el atractivo actual de Ronda.

Tajo de Ronda