Se encuentra en una privilegiada situación geográfica, caracterizada por los fuertes contrastes, en medio de una vega y rodeada por Sierra Nevada.

La Granada romana se situaba en el recinto del Albaizyn, conocido en época islámica como la Alcazaba Qadima. La presencia árabe en la ciudad ha hecho que el nombre de Granada se asocie con el esplendor de Al- Andalus.

El último testimonio del Islam occidental, durante dos siglos y medio fue el Reino Nazarí de Granada, que finalizó el 2 de enero de 1.492, poniendo fin a la existencia de un Islám hispánico.

La ciudad cuenta con una tradición cristiana vinculada a la figura de los Reyes Católicos y alemperador Carlos I.

Lo cristiano, árabe, judío o gitano son huellas vivas que se han mezclado a lo largo de la historia. La superposición a lo largo de los siglos de distintas culturas sobre Granada, cristalizaron en su día en todos esos aspectos que configuran la ciudad actual.